3 semanas antes del parto, su prometido descubre algo descorazonador. Mientras llora en la camilla, él ve algo INSÓLITO!

Todo hacía parecer  que a Cagney y Jessica la vida les sonreía. Ellos estaban a punto de casarse y además Jessica estaba embarazada de la que sería la primer hija de esta hermosa pareja.


Anuncios

1-4

Desgraciadamente la vida a veces da un giro de 360 grados y lo que parecía una vida perfecta, con una pareja perfecta dio un vuelco total.

Cagney fue diagnosticado con un tumor cerebral de grado IV. Los doctores no le daban más de una semanas de vida. Esta noticia por supuesto destrozo a la pareja y los familiares de los dos.


Anuncios

Era sumamente doloroso para Jessica hacerse a la idea de perder a su pareja, el amor de su vida. Pero lo era aún mas aceptar y entender que Cagney no conocería a su propia hija.

UNA HISTORIA QUE VALE A PENA COMPARTIR

screenshot_2-8

La pareja estaba tratando de asimilar todo y estaba preparada para lo peor. Cagney fue sometido hasta a 3 operaciones para tratar de retirar ese tumor y sorpresivamente pasaban los días y el seguía luchando por su vida, sin rendirse.

Pasado el tiempo llega el día en que Jessica de a luz a su pequeña hija, Cagney se encontraba en el mismo hospital en el que ella daría a luz, solo que el estaba en el área de cuidados intensivos.

Entonces los padres de esta pequeña, Jessica y Cagney deciden que el debe estar presente en el parto. Entonces doctores y enfermeras planean todo para que al momento del parto Cagney salga de terapias intensivas para ira la sala de partos donde estaría su amada esposa.

Llegado el momento del nacimiento de la pequeña los doctores acercaron la camilla de Cagney, para que pudiera ver de cerca a su pequeña hija. Ya que por las operaciones su vista de había visto mermada.

2-2

Fue en ese momento donde todos los presentes, desde doctores hasta enfermeras aguantaban las ganas de llorar en el momento en que el orgulloso padre cargaba a su pequeña recién nacida, pero no solo hizo eso ya que también tuvo la oportunidad de cortar el cordón umbilical marcando el inicio de la vida de su pequeña hija.

Finalmente Jessica y Cagney se tomaron de las manos orgullosos por la pequeña que habían procreado, los dos aún con las etiquetas de hospital puestas en sus muñecas.

Sin duda es una historia que vale la pena conocer y sobre todo compartir, en el siguiente video tienes toda esta historia con muchos más detalles:


Anuncios

Check Also

8 divertidas maneras de lograr tener los abdominales que siempre soñaste. QUIEN NECESITA EL EJERCICIO?

Todo hombre siempre ha soñado (y sueña) con tener unos abdominales marcados, el conocido “six …